Statement

Mi quehacer artístico está íntimamente ligado con un impulso vital y la necesidad de sumergirme en procesos de exploración que me ayudan a abrir espacios intersubjetivos donde se interconecta mi mundo interno con el de otras personas. Me interesa indagar la cualidad matérica de las cosas, encontrar relaciones inusitadas entre ellas, reavivar la riqueza oculta de lo ordinario, construir a partir de fragmentos dispersos. Ya sea creando un ensamblaje, un collage, una ilustración, un teatro de papel, el montaje de una exposición o un taller, busco generar una conexión con lo sutil a través de experiencias inmersivas donde se despiertan memorias, intuiciones, contenidos latentes o deseos que habitan en diversas capas de nuestro ser.

Así como aquellos antiguos exploradores que regresaban de tierras lejanas y crearon los primeros Gabinetes de curiosidades, mi proyecto de arte-vida es conformar una suerte de Gabinete íntimo metafórico, reuniendo fragmentos de mi vida: escombros, amuletos, tesoros y desperdicios rescatados del olvido que voy encontrando en mi camino. El espacio simbólico en que se gesta y se expande esta particular colección se erige sobre una zona fronteriza entre la imaginación y la realidad, lo posible y lo tangible, la intuición y el pensamiento, la vigilia y los sueños. Siempre he tenido una afición por recolectar y atesorar ciertos objetos, pero no tanto por no por la necesidad de acumularlos o de poseerlos. Lo que me seduce en realidad es la elocuencia poética con que se revelan cierto tipo de cosas en el momento de ser encontradas inesperadamente, son hallazgos de la experiencia cotidiana cuando es alumbrada por el asombro.